El paradigma de innovación de la nueva era y una herramienta de pensamiento visual

Foto de la serie arte y naturaleza de Inspiration Corner.

(Esta es la traducción al español de un post que escribí esta semana en LinkedIn. No cabía dejar de registrarlo también aquí, en este blog.)

Hablo de la división de coches de la empresa Tesla últimamente mucho. Y lo hago no porque sea una fanática de Elon Musk (su director), sino porque lo que está haciendo en los negocios constituye el nuevo paradigma de los proyectos innovadores de nuestro tiempo.

Esta es una nueva era de complejidad, revoluciones que se simultanean en el tiempo y de super herramientas tecnológicas (todos podemos nombrar algunas). Y por eso requiere un discurso y pensamiento hábiles. El reto es grande: obtener ideas insteresantes, y con valor, de todo lo interesante que hay ahí fuera; justo como Elon Musk,

He creado un divertido juego de cartas sobre ello.

A continuación viene un extracto de otro artículo que he escrito en la revista Innovation Management (en www.innovationmanagement.se, en inglés)

Las visiones y por añadidura todas las innovaciones más importantes salen del molde de las revoluciones técnicas y humanas coetáneas a las industrias. Cuando en el pasado había solo una gran revolución industrial, las compañías simplemente tenían que seguir el camino común trazado (ver la automatización productiva de la década de los 60-70). La industria automovilística del siglo XX fue un buen ejemplo. Pero llegó la tecnología de Internet (más compleja y diversa que era la web del año 2000) y el hilo de la innovación dejó de ser un camino pretrazado.

Hay nuevas super herramientas. El Internet de las cosas es como un boli mágico para las empresas de la nueva era. Ya sea en el sector comercio y fabricación, servicios o nuevas tecnologías, cada empresa podría dibujar un futuro bastante diversificado: “Hasta el infinito … y más allá”.

Tesla es el paradigma de innovación de la nueva era

En los últimos años la empresa Tesla ha establecido un nuevo paradigma para la innovación. Un fabricante de coches que se ha transformado en una empresa de software. Sus coches tienen usuarios en lugar de propietarios. Y además la conducción se deja en manos de algoritmos que manejan una ampia red de datos distribuídos por distintas geografías.

Las ideas aunque parecen que se deben al azar no suceden por casualidad.

Tentador ¿verdad? Así que la cuestión para cualquier buen innovador es entonces: ¿qué se necesita para innovar al modo que lo hace Tesla en otras industrias? La respuesta tiene cuatro importantes componentes.

Primero. La idea de repensar algo de cero es de por sí muy complicada, incluso para el innovador avezado.

Segundo. Las dimensiones del reto de innovación no son asumibles por una única persona. Como sabes, además, los genios escasean.

Tercero. La complejidad de la que hablaba antes tiene un papel intermediario, pero el fin de la nueva innovación es (dicho sin género de dudas) producir productos “más inteligentes”. Podríamos decir que buscamos, por tanto, la simplicidad.

Para el último punto volvamos la vista de nuevo a la industria del automóvil. En el escenario de los años 60 y 70 eran las personas y sus habilidades conductoras las que hacían que un coche fuera o no peligroso para otra gente. Cincuenta años más tarde, están los coches como los de la empresa Tesla y en ellos es el vehículo el que decide cuando la conducción es suficientemente segura, sin intervención humana alguna. La “deconstrucción” del concepto de coche ha dado lugar, por tanto, a una idea de coche mucho más sencilla.

Y finalmente cuarto. Aquí es donde las técnicas de pensamiento visual se pueden usar.

Un juego de innovación

Jugemos a un pequeño juego visual. Imagina que tú y tu equipo sujetáis en las manos el siguiente grupo de cartas. Pensemos que las cartas están numeradas del 1 al 7 y que cada una tiene un tema diferente de debate escrito, como éstos:

  1. Dime cómo lo usarías
  2. Dime cómo funcionaría
  3. Dime por qué
  4. Dime donde tendría lugar
  5. Dime quién lo haría
  6. Cualquier otra cosa que desees mencionar
  7. Dime qué sería (esta es la carta que te ayudará a montar el nuevo concepto)

Ahora ¿te apetece jugar con Elon Musk? Te explico de forma rápida cómo conseguiremos llegar al nuevo concepto de coche.

Continúa leyendo el artículo completo “The card game to help you innovate like Tesla” (El juego de cartas que te ayuda a innovar como Tesla) en www.innovationmanagement.se.

Origen de las ideas, Transformación e innovación Etiquetas: , , , , , , , , , . Bookmark permalink. RSS feed para este post. Deja un trackback.

Deja un comentario

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark.