¡La gestión ágil de la innovación en startups es factible!

myegoo_harvarddeustomarzo2014_s

Mi artículo en la portada de Harvard Deusto (número de marzo de 2014).

El número de marzo de Business Review en la revista Harvard Deusto saca un artículo mío: “La gestión ágil de la innovación en ‘startups´”. Es mi respuesta a la que quizá sea la pregunta del millón en innovación: ¿Cómo encontrar ideas innovadoras que ofrezcan oportunidades de negocio?

Asesorando a startups, y haciendo proyectos de consultoría para otras empresas, he llegado a darme cuenta de la forma equivocada en la que los miembros de los proyectos trabajan, desde el primer momento, en la búsqueda de ideas que sean innovadoras. Por ejemplo: el celo innovador hace creer que la utilización de cualquier tipo de ESTRUCTURA puede reducir el nivel de innovación. Aún cuando el resultado sería MUCHO MEJOR si se usara aquello que puede tener más interés para nuestro segmento de clientes.

El problema es que las ideas innovadoras no suelen colgar de los árboles. Antes de que te lo preguntes: las ideas que ofrecen vías de ingresos (¡las buenas ideas!) tampoco. En las startups esta característica es incluso más importante que en una empresa convencional: ¿Cómo se pasa de cero a encontrar un segmento de clientes que esté interesado, en las ideas que tiene la startup para un nuevo producto o servicio? Es aquí donde todo aquello que contribuya de una manera u otra a reducir el riesgo, y la incertidumbre, suma para el éxito. Por eso en el último año he creado una metodología para ayudar a encontrar las buenas ideas. La he llamado, LOS TRES MARCOS.

En el artículo de Harvard Deusto hago una presentación detallada de cómo puede hacerse una gestión AGIL de la innovación que además sea FACTIBLE. Todo gira en torno a tres marcos de innovación diferentes. También están los ejemplos que utilizo para explicar estas nuevas herramientas de exploración de ideas innovadoras: los casos de Google Docs, Dropbox, Airbnb, Uber y Basecamp.

Las ideas que presento en el artículo son novedosas. No he querido quedarme estas ideas para mí. Y eso me provoca un cierto sentimiento de vértigo que no puedo ocultar, pero también mucha emoción.

Desde hace varios meses estoy usando los tres marcos con el círculo de clientes de mis proyectos de consultoría, y también con mis alumnos. Ahora las comparto también en mi blog porque creo que es bueno que las nuevas ideas puedan ser probadas con otras opiniones y comentarios.

Si eres un suscriptor de la revista Harvard Deusto puedes leer el artículo de forma digital. Si no eres suscriptor, la página web de la revista te deja descargar gratis una copia personal del artículo de la revista que elijas, que te llega a tu correo electrónico en formato pdf. En ese caso, sólo tienes que seleccionar mi artículo: “La gestión ágil de la innovación en startups”. Otra opción es que sigas leyendo este post con el resumen que viene a continuación.

 

myegoo_lagestionagildelainnovacionenstartupsmartadominguez_s

LOS TRES MARCOS

(extracto de “La gestión ágil de la innovación en startups”)

El artículo tiene tres partes. ¿Que es la innovación?  Tres marcos de innovación en startups. Y por último, un extracto de estrategias válidas para ejecutivos que luchan contra la inercia en la empresa.

¿Qué es la innovación?

Cada uno tiene una imagen en la cabeza de lo que es la innovación. Y puedo decir que es muy diferente: la que tiene una empresa madura versus la que tiene un emprendedor, o incluso, sí, la que tiene uno de nuestros clientes. Por eso, siempre suelo decir que comprender el significado de la palabra innovación importa mucho.

Me auto-cito con esta frase que aparece en el artículo:

“¿Cómo se llega a ser innovador? Hay que ganarse el beneplácito del cliente para que preste atención al proyecto novato, doblegar esa misteriosa voluntad que le predispone a comprar un producto o usar un servicio, y rechazar otros productos y servicios con un atractivo aparentemente similar”.

Es decir, para crear un mercado no basta sólo con ser diferente. El resultado para el consumidor debe tener algún tipo de avance: algunas veces será un avance técnico (la banda ancha, Internet, los smartphones, por ejemplo), pero hay muchas otras formas diversas que no son técnicas (la distribución, el low cost…)

Tres marcos de innovación

La idea clave que da lugar a los tres marcos está en una actividad que cualquier startup debe realizar de manera obligatoria. Es esta: observar el mercado (la gente, sus hábitos y las tendencias tecnológicas) y detectar oportunidades en problemas sin resolver que, además, sean problemas relevantes y valiosos para el cliente.

Mi propuesta consiste en hacer que la innovación se pueda aplicar desde las primeras fases, de forma inteligente, a resolver los problemas del cliente. Después de todo, cuando vamos a la farmacia ¡no pedimos una medicina genérica!; solicitamos una medicina concreta para NUESTRA DOLENCIA. Lo que argumento en este apartado es que la startup debe hacer lo mismo.

Mi sistema propone tres marcos de exploración diferentes:

Marco 1: CAMBIAR O ADAPTAR lo que no funciona.

Marco 2: Hacer las COSAS MÁS FÁCILES para el cliente.

Marco 3: Hacer las COSAS MÁS ASEQUIBLES para el cliente.

El marco 1 trabaja sobre ideas ya existentes. Por el contrario, el marco 2 y el marco 3 parten de un problema no conocido. Con el marco 1, las startups pueden hacer innovación incremental (Google Docs). Los otros dos marcos sirven para hacer innovación disruptiva (Dropbox, Airbnb).

Los tres marcos usan un proceso común. Primero se utilizan ciertas preguntas clave que orientan la respuesta hacia aquellas soluciones más afines a lo que un cliente pueda llegar a necesitar y, por tanto, así tendrán más probabilidad de que nos las quiera comprar. Segundo: cada marco usa un planteamiento específico que indica la manera en la que hay que pensar para desarrollarlo.

Estrategias para ejecutivos luchando contra la inercia

myegoo_embudodeinnovacionmartadominguez_o

Embudos de innovación.

La idea central de este tercer y último apartado es el rendimiento del embudo de las ideas innovadoras. Y la pregunta es esta: ¿Se puede aprovechar de alguna manera las estadísticas favorables de la innovación que parecen tener las startups?

La imagen que resume esta idea es la siguiente: en el escenario de una empresa hay, a lo sumo, tres proyectos de ideas innovadoras. Dos de ellas se estrellaron en la primera fase y sólo la idea número tres progresa, aunque con bastantes accidentes. Mientras esto sucede, fuera de la empresa el escenario de mercado ofrece al menos CIEN IDEAS de startups trabajando en paralelo: es cierto que muchas de esas nuevas startups se darán de bruces con el embudo que supone el mercado; pero los resultados también dicen que una idea de las cien iniciales saldrá del embudo victoriosa.

La solución para las empresas maduras para mí tiene que ver con cinco aspectos.

Uno de ellos es una filosofía para cualquier startup: las dolencias del cliente. El segundo es algo sencillo que cuesta mucho hacer: eliminar esa regla de empresa que dice que el proceso de innovación no puede acotar el tipo de ideas, su origen o su objetivo. Los otros tres elementos se refieren a la mejora de las estadísticas, la gestión de la incertidumbre, la agilidad y los recursos de la innovación. Estoy convencida de que la metodología de los tres marcos puede dar a la empresa los mismos beneficios que a las startups.

Comentarios:

Gracias a todos por las felicitaciones (han sido muchas) que me habéis hecho llegar a raíz del artículo. También por pensar que la aportación que hago en él tiene mucho interés para el mejor desarrollo de las startups en España y otros países.

Me ha parecido sugerente el comentario que me hace Fede Paredes (vía Twitter, @fdeparedes, ya que ha propuesto el nombre de “fecundación de la innovación” para la imagen que compara los embudos de la innovación en startups y en empresas. No lo había pensado, pero la analogía sugerida parece muy apropiada. Gracias Fede.

Otra idea relacionada que ha salido estos días es la de “aceleración” en corporaciones. La he leído en esta entrevista a Antoni Flores

Marta Domínguez, 19 marzo 2014

Origen de las ideas, Transformación e innovación Etiquetas: , , , , , , , , , , , . Bookmark permalink. RSS feed para este post. Los comentarios para esta entrada están ya cerrados, pero puedes dejar una trackback.

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark.