Sí pero ¿dónde están en Internet las empresas de 100 millones de dólares?

Foto: Flickr, cc usuario nicolo2410

Foto: Flickr, cc usuario nicolo2410

Conozco a una emprendedora que hace dos años creó un proyecto llamado 1 million by 1 million. Su ambicioso objetivo es mejorar el tejido empresarial americano (¡el PIB de la mayor economía del mundo!) impulsando el sector de Internet y tecnología.

Ha estimado que desde 2010, y durante los próximos diez años, habrá al menos UN MILLÓN de startups fundadas por emprendedores en EEUU. También que esas startups necesitarán llegar lo antes posible al millón de dólares en ventas. En la retórica triunfalista, y de expectativas billonarias de Internet, un millón de dólares SUENA modesto.

La realidad es otra.

Hay empresas de Internet que IMPORTAN, podemos decir que son las empresas del millón de dólares, y otras que importan mucho y por eso las llamaremos las empresas de los 100 millones de facturación.

La diferencia entre una empresa que importa y otra que importa mucho no está solo en el volumen de ventas. Una empresa importa mucho cuando es ESCALABLE, tiene capacidad para generar empleos de forma inmediata y son BUENAS para la ciudad o el país donde están.

En la fundación Kauffman llevan muchos años estudiando la dinámica del emprendimiento americano y las causas que más influyen en él. En uno de sus últimos informes se han puesto a contar el número de las empresas que han llegado a los 100 millones de facturación, entre el total de las que los americanos han fundado cada año, desde 1980 hasta el 2012.

Me ha sorprendido ver que las empresas de 100 millones, las empresas que más importan para la sociedad y la economía, siguen estando en el sector de consumo y en la industria. Es muy interesante conocer además que esta imagen NO HA CAMBIADO MUCHO en los últimos 30 años.

En términos medios, los americanos han creado cada año entre 125 y 250 empresas que importan, a un ritmo constante (de un total anual con 552.000).

¿Cuántas son empresas de Internet y tecnología?

Únicamente 20.

No me considero una escéptica de Internet, pero si se trata de perseguir un crecimiento económico del que podamos sentirnos orgullosos, he de ponerme al lado de uno de los más conocidos, el ingeniero computacional (con sus rastas y todo) Jaron Lanier.

El ejemplo que usa Jaron es aplastante: Kodak creó 140.000 empleos con una valoración de 28 billones, mientras que Instagram tenía sólo 13 empleados cuando en 2012 Facebook la compró por 1 billón americano de dólares. Instagram no era ni siquiera una startup de 1 millón de dólares: no tenía ingresos.

En Internet se pueden ver valoraciones que multiplican por 22 o 24 los ingresos de las empresas. Pero también hay otras que son muy absurdas.

La valoración no deja de ser una medida artificial, una herramienta para devolver un valor a la inversión realizada en una ampliación de capital. Creo que dice poco en relación al rendimiento de una startup o una empresa como creadora de riqueza para un país.

No digo que Instagram no sea importante para sus creadores. Tampoco que no haya sido útil para sus millones de usuarios. Pero ¿en qué ha beneficiado la economía o a nuestra sociedad si no ha realizado ningún tipo de intercambio de valor como hizo Kodak?

No es casual que las empresas industriales o de consumo tengan más relevancia inmediata en la sociedad que una empresa de Internet. Internet es la nueva revolución industrial, donde el cambio tecnológico mejora unas cosas de nuestra vida, pero crea menos puestos de trabajo.

Sin embargo, este no es el verdadero problema.

El mayor obstáculo que tiene Internet para convertirse en un sector con más relevancia en la economía es romper con la visión ideal que tienen algunos emprendedores de crear un proyecto empresarial en Internet.

Preocuparse de los ingresos carece de relevancia. Saben que pueden tirar adelante porque cuentan con la connivencia voluntaria de miles de usuarios, que se han vuelto cautivos del servicio. En esta operativa ideal es la financiación externa la que suministra los recursos para mantener abierto el cotarro. En espera de que otra empresa mayor (Google, Facebook o Yahoo) le haga al emprendedor una oferta de compra.

Tengo una opinión muy crítica para un uso tan rácano de la innovación y sus oportunidades para crear una empresa que importe. Una empresa de 1 millón o una empresa de 100 millones. Los costes son más bajos, es más fácil crear y más rápido crear una empresa de Internet. Lo que habría que evitar es que sea a costa de empobrecer las vidas de las personas.

Mi propuesta es que la innovación sirva en Internet, también, para economías más justas.

 

Comentarios:

Este post dio lugar en Twitter a una conversación interesante que inicié con @Kemy12 (Juan Cano Calvo). La forma escueta de conversar es propia de la limitación de caracteres 😉

@marta_dominguez: No critico qu una startup vea cumplido su modelo de negocio de ser comprada, sí que contribuya a una visión ideal de la creación de empresas.

@kemy12: @marta_dominguez IMO no es la visión ideal de una startup, pero sí la de un inversor, que son los que aprietan al fundador, para vender

@marta_domínguez: @kemy12 Los inversores tienen sus objetivos y los emprendedores deberían tener los suyos. Un inversor se va. El emprendedor se queda.

@Kemy12: @marta_dominguez por supuesto, pero no creo que el objetivo de un emprendedor sea vendar a un grande, al menos no debería ser así.

@kemy12 (vía Twitter), 23 mayo 2013

 

El periódico El País, en su edición dominical, traía un artículo al hilo del futoro del mercado del trabajo en una era digital, firmado por el profesor Sorensen, de la London School of Economics, Mantuve en Twitter una conversación con Iban Borrás (@ibanborras), al hilo de si el sector de Internet es bueno o no. Lo copio aquí, porque me pareció interesante.

@marta_dominguez: El pesimismo de Sorensen es esta cuestión matemática: las 4 grandes de Internet tienen 219.191 empleados. Volkswagen tiene 552.425 #NOSALE

@ibanborras: @marta_dominguez el negocio en Internet es joven. Cuanto tardó el sector del automóvil en generar todos esos puestos de trabajo?

@marta_dominguez: @ibanborras Estoy contigo…

@marta_dominguez: @ibanborras … La balanza entre máquinas y personas siempre se inclina de un lado. Internet ha “automatizado” más que la era anterior.

@ibanborras: @marta_dominguez Internet está democratizando y esto genera tensiones. Los memes hasn pasado a otro nivel evolutivo. Cuesta comprenderlo 🙂

@ibanborras (vía Twitter), 28 mayo 2013

Unicornios y startups Etiquetas: , , , , , . Bookmark permalink. RSS feed para este post. Los comentarios para esta entrada están ya cerrados, pero puedes dejar una trackback.

2 Comentarios Sí pero ¿dónde están en Internet las empresas de 100 millones de dólares?

  1. Pingback: ¿Quién gobierna el futuro? (Por qué leer a Jaron Lanier) | El hilo de innovación

  2. Pingback: Disruptivo | El hilo de innovación

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark.